Qué es un suplido y cómo afecta al autónomo en sus facturas

Entre las muchas actividades que llevan a cabo con habitualidad los trabajadores autónomos se encuentran los suplidos. Para facturar correctamente una acción de suplido hace falta tener en cuenta algunas consideraciones.

 

El primero de ellos es qué se entiende por suplido. Es el acto de realizar un gasto a nombre de un cliente. Una cantidad realizada por cuenta y orden de otro que dota al autónomo de un derecho de cobro de dicha cantidad.

 

En la práctica habitual dicho pago “se recuperara incluso sin incluirse en factura”. Sin embargo, lo correcto es incluir el suplido en dicho documento dependiendo de a nombre de quien esté la factura que justifica el pago realizado.

 

En el supuesto de que la factura se encuentre a nombre del cliente, hay que incluir dicho pago al total de la factura, de tal forma que los datos desglosados que este documento incluiría serían la prestación de servicios, el IVA y los suplidos.

 

De igual modo, también puede darse el caso de que la factura se haya emitido a nombre del profesional, en vez de haberse emitido a nombre del cliente. Aquí puede entrar la duda de cómo incluir dicho suplido en la factura, pues el autónomo obtiene una factura con un IVA a reducir de una determinada cantidad.

 

No obstante, la situación más compleja se encuentra en aquellos casos en los que se paga a cuenta del cliente una cantidad por una operación exenta de IVA, ya que dicha exención no se extendería a los suplidos. En tal tesitura, la liquidación del IVA variará según se haya emitido la factura justificante del pago a nombre del profesional o de su cliente.

Soluciones para pymes y autónomosShare on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *