8 Claves para mejorar la productividad empresarial

La productividad es la relación que hay entre los resultados de una empresa y los recursos invertidos en alcanzar los objetivos. Por lo tanto, cuando hablamos de mejorar la productividad empresarial, nos referimos a todas las acciones que se deben realizar para conseguir un buen ambiente laboral y la consecución de los objetivos.

 

En muchos casos, centrarse en el trabajo y cumplir con los objetivos de la empresa no siempre es fácil para sus trabajadores: la falta de motivación, la existencia de elementos de distracción o bien la falta de responsabilidades puede ir en contra de las metas trazadas por la empresa.

 

8 claves para mejorar la productividad empresarial:

 

1. Cuidar la salud laboral: Asegúrate de que tus trabajadores cuenten con la infraestructura necesaria para trabajar a gusto (por ejemplo, amplio espacio de trabajo, ordenadores de calidad, buena iluminación y ventilación, etc…). Equilibra las horas de trabajo con el tiempo libres para evitar situaciones de estrés y/o sobrecarga laboral. Que un empleado pase más tiempo en su puesto de trabajo no quiere decir que éste vaya a ser más productivo.

2. Comunicación transparente: Es importante que tus trabajadores conozcan los logros y pasos emprendidos por la empresa para que sepan si se están cumpliendo los resultados esperados. Entra en contacto permanente con ellos para conocer cuáles son sus necesidades y ambiciones, así como qué es lo que necesitan para desempeñar su trabajo de la mejor forma posible.

3. Fomentar las sinergias: Una empresa funciona mejor cuando se aprovecha el potencial de todos y se valoran las diferencias para trabajar en equipo. Busca trabajadores que se complementen entre sí y fomenta el intercambio de ideas y opiniones entre ellos. Conseguirás crear grupos de trabajo más sólidos y productivos.

4. Buenos incentivos: Tus trabajadores pueden dar lo mejor de sí si los recompensas por las metas cumplidas. Premios en bonos, paquetes vacacionales, reconocimiento público y eventos fuera de la empresa son maneras de incentivar a tus trabajadores y, por lo mismo, que rindan más para cumplir sus objetivos.

5. Delegar responsabilidades: No hay nada peor en contra de la productividad que un líder que quiere asumir todas las funciones. Saber delegar tareas en las personas adecuadas es esencial para producir mejor y para desarrollar la capacidad creativa de sus empleados.

6. Innovación tecnológica: La incorporación de nuevas tecnologías mejorará los resultados de tu empresa. Preocúpate de involucrar a tus empleados en el uso de estas nuevas herramientas que les ayuden a realizar su trabajo de una forma más rápida y efectiva. La capacitación constante es fundamental para estar al día con las nuevas demandas del mercado.

7. Incentivar la creatividad: Los trabajadores que carecen de ideas son sinónimo de baja productividad. Incentiva a tus empleados a pensar en nuevos proyectos o negocios, y facilitarles los medios necesarios para desarrollarlos. Esto hará crecer a tu empresa.

8. Aprender de las necesidades del cliente: De nada sirve trabajar si los objetivos de tu empresa no están relacionados con las necesidades de tus clientes. Por ello, debes estar en constante retro-alimentación con ellos: a medida que sepas qué es lo que exactamente necesitan, evitarás posteriores gastos innecesarios y problemas en tu negocio.

En definitiva, hay que darse cuenta de que el principal activo de una empresa son sus empleados. Y que para mejorar su productividad necesitan trabajar en un ambiente agradable y conocer plenamente cuáles son los objetivos de la empresa y las expectativas que esta tiene con su rendimiento a corto, medio y largo plazo.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.