Implantación de un sistema de control de gestión

¿Qué es un Sistema de Control de Gestión?

El control de gestión es un instrumento administrativo creado y apoyado por la dirección de la empresa que le permite obtener las informaciones necesarias, fiables y oportunas, para la adecuada toma de decisiones operativas y estratégicas.

 

El control de gestión es el proceso que mide el aprovechamiento eficaz y permanente de los recursos que posee la empresa para el logro de los objetivos previamente fijados por la Dirección.

 

¿Para qué sirve el Sistema de Control de Gestión?

Desde un punto de vista global, el control de gestión, le permitirá:

  –    Reducir los riesgos y contingencias del negocio.

–    Dirigir por objetivos asignados a los diferentes responsables y controlar el grado de cumplimiento.

–    Anticipar el futuro a largo plazo (planificación estratégica).

–   Adaptar y modificar la estructura y dimensión de la empresa en función de los resultados obtenidos.

–   Adaptar y modificar los objetivos a largo plazo en función de los resultados obtenidos y esperados.

¿Cómo diseñar/implantar un Sistema de Control de Gestión?

El sistema de  control de gestión se puede implantar mediante la asignación de una serie de etapas o fases a saber:

            1ª etapa: Análisis y evaluación de la situación inicial.

            2ª etapa: Mejora de los componentes ya existentes.

            3ª etapa: Implantación de los nuevos componentes.

            4ª etapa: Seguimiento y control de las mejoras en los ya existentes y en los nuevos componentes.

            5ª etapa: Conseguir un modelo equilibrado y útil para la empresa.

 

¿Por qué necesitan las empresas un Sistema de Control de Gestión eficaz?

Si una empresa no dispone del adecuado sistema de control de gestión, tiene en peligro su supervivencia.

 

¿Cuáles son los principales beneficios que aporta un Sistema de Control de Gestión?

 Un buen sistema de control de gestión permite medir la eficacia de TODOS los recursos de la empresa, no estamos hablando de alta tecnología ni de grandes inversiones sino de sentido común y prudencia, de dedicar esfuerzo y sacrificio, en una sociedad que desde hace años no reconoce a los buenos gestores y que no valora lo privado sino que prevalece lo público, la cultura del todo gratis, todo fácil, pelotazos, etc. es todo ello sin duda ha sido un torpedo directo a la línea de flotación del sistema de control de gestión.

 

Ventajas:

–       El sistema de control de gestión es anticipar problemas.

–       Es tener mejor información.

–       Es mejorar el funcionamiento de la empresa.

–       Es gestionar mejor los recursos.

Fines:

– Debe permitir saber si la empresa está controlada, y si además se controla lo verdaderamente importante.

– Debe contener un sistema de control preventivo que permita poder prever la evolución de los acontecimientos.

– Debe servir como sistema para poder controlar el grado de cumplimiento de los objetivos y de los resultados obtenidos.

– Debe servir como sistema de información, para que cada área de la empresa y/o responsable reciba la información que necesite para el control de objetivos y la toma de decisiones.

– Debe servir como herramienta de control de la gestión global y ser utilizado por todos los responsables.

 

Beneficios:

– Control de la evaluación de la empresa desde el punto de vista de valores y datos económicos como indicadores.

– Desarrollar un sistema de control a corto plazo mediante el informe de control de gestión.

– Apoyar el sistema de planificación estratégico de la empresa a largo plazo.

– Racionalizar las estructuras jerárquicas y funcionales de la empresa.

– Optimizar el funcionamiento interno del sistema de información, los circuitos administrativos y la forma de transmitir la información.

– Medir la actuación de los diferentes responsables mediante el establecimiento de objetivos y su posterior cumplimiento.

– Desarrollar el sistema de control mediante el informe de control de gestión, que permita medir los aspectos claves del negocio.

– Medir la eficacia en la gestión de las estructuras jerárquicas y funcionales de la empresa.

– Optimizar el funcionamiento del sistema de información, los circuitos administrativos y la forma de transmitir la información.

 

¿Qué falla en las empresas o cuáles son los elementos que más fallan en su gestión?

Gracias a las muchas empresas y diferentes tipos de trabajos realizados en estos años hemos comprobado que los problemas de gestión se repiten en el tiempo, pero cambia el entorno y las personas, pero lo que no cambia es el sistema de control de gestión, por ello me atrevo a decir que empresarios y un directivos que hacen a veces estos comentarios: para qué pensar en el futuro, para qué analizar los resultados, para qué tener previsiones, para que replantearnos el futuro, para qué controlar, para qué cambiar las normas, si tenemos resultados positivos en definitiva parece que seguimos sin seguir gestionando.

 

Todo esto tiene fecha de caducidad, el entorno cambiante, los cambios tecnológicos, la competencia más global, las nuevas economías, los políticos, nos demuestra que si no disponemos del adecuado sistema de control de gestión, con el tiempo se nos acaba pasando factura.

 

Un adecuado sistema de control de gestión, nunca hubiera permitido vivir por encima de sus posibilidades y sobredimensionarse a muchas empresas, nunca facturar más significó ganar más, nunca endeudarse más significó asegurar el futuro, nunca los excesos de estructura se pueden aguantar en el tiempo, nunca pagar las nóminas con pólizas de crédito nada de todo esto se hubiera producido de tener el adecuado sistema de control de gestión nuestras empresas

 

¿Cuáles son las consecuencias de no tener un Sistema de Control de Gestión adecuado?

                        1.-Lo que no se mide no se gestiona !!!

                        2.- Ignorar o desconocer los problemas no implica que dejen de existir !!!

                        3.- Informatizar los problemas tampoco es la solución !!!

Las empresas que han tenido un adecuado sistema de control de gestión han podido anticiparse a los problemas, las que no ya sabemos dónde y cómo están, porque se han saltado las normas elementales y básicas de gestión. Han abusado de los créditos, han priorizado determinadas circunstancias personales y lo que es mucho peor no han profesionalizado ni en personas ni en tecnología sus empresas de la forma adecuada, empresarios y directivos han sido cortoplacistas con sus estrategias de despilfarro y endeudamiento continuo en el tiempo.

 

No podemos resolver problemas pensando de la misma manera que cuando los creamos (Albert Einstein).

 

¿Cómo evaluar el Sistema de Control de Gestión actual de la empresa?

 

Por todo ello, en Alfonso Ros Consultores le ayudamos a la implantación de un sistema de control eficaz para la gestión de su negocio.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.