La reducción de costes como palanca para la eficacia operacional del negocio

Las principales palancas para una eficacia operacional del negocio son:

·   Reducción de costes

·   Incrementos de los ingresos

·   Mejora del performance empresarial en el contexto de la creación de valor.

·   Maximización del beneficio sostenible: optimización de la cadena de valor

·   Identificación e implantación de cambios que permitan alinear organización, procesos, sistemas y riesgos

·   Monitorización de objetivos, riesgos y de la mejora contínua.

 

 

Medidas estratégicas para el cambio

 

Tradicionalmente el enfoque empresarial estaba orientado únicamente a la reducción de costes, ahora el enfoque es estratégico, y a la reducción de costes, hay que añadir un fuerte liderazgo, una visión global focalizada en la estrategia, un enfoque colaborativo, métricas del performance y la gestión del cambio.

Otro de los puntos importantes a trabajar dentro de las empresas para conseguir mejorar su rendimiento, es gestionar de manera adecuada la fuerza de ventas. El nuevo paradigma de negocio son las compañías que orientan a toda la empresa entorno al cliente. En éste entorno hiper-competitivo, las ventajas competitivas de producto se deterioran rápidamente, es necesario alcanzar alianzas con los clientes construyendo una relación profunda y a largo plazo. Debemos adecuar el esfuerzo comercial, ya que todos los clientes no tienen el mismo valor.

Los directivos deben valorar hasta qué punto se pueden reducir gastos, ya que no se debe erosionar ni comprometer el futuro de la propia empresa.

Las principales medidas para reducir los costes son: Business case para decisiones de gasto e inversión, gestión de la demanda y agregación de volúmenes, negociación/consolidación de proveedores, revisión de contratos, market testing, automatización de procesos, racionalización del portfolio de productos, nuevo modelo operativo de compras, consorcio de compras, Facility Service Provider, aumento de la eficacia comercial, rediseño/mejora de procesos, outsorcing-BPO, centro de servicios compartidos y Offshoring.

Pero no sólo éstas medidas de reducción de costes nos van a ayudar a conseguir una mayor eficacia operacional, también hay que determinar cómo se puede mejorar la gestión del circulante. Para ello hay que tener en cuenta: las necesidades operativas de fondos, el coste de las necesidades de recursos negociados, la elección entre fuentes de financiación a corto plazo, la gestión de clientes, la gestión de stocks, y la gestión de proveedores.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.