Las ventajas del e-learning para fomentar la formación en nuestra empresa

Uno de los puntos fundamentales a la hora de establecer un plan de formación en las empresas es elegir el tipo de formación que se va a impartir a los trabajadores. Una vez detectadas las necesidades de formación, es hora de elegir cómo la vamos a impartir y las últimas tendencias apuntan al e-learning como el método más práctico y más utilizado.

 

La formación online está en auge, así lo indica, por ejemplo, un estudio realizado por CrossKnowledge, que señala que el 63% de las empresas españolas utiliza el e-learning como método de aprendizaje para sus trabajadores.

 

Ahora damos un paso más para destacar las ventajas de la formación online, con la que podemos incentivar a nuestra plantilla para que actualice sus conocimientos.

 

Evidentemente este tipo de formación no se puede utilizar para todas las materias, pero sí para la mayoría, ya que se trata de un método muy intuitivo, ameno y práctico.

 

¿Por qué se utiliza cada vez más este tipo de formación? Los motivos fundamentales son los siguientes:

– Comodidad: los trabajadores pueden recibir la formación sin necesidad de moverse de su puesto de trabajo, solo necesitan tener un ordenador y una conexión a Internet.

– Flexibilidad de horarios: sobre todo para las empresas en las que sus empleados trabajan por turnos.

– Inmediatez: Permite a los trabajadores tener un acceso constante a la formación para mejorar su actividad laboral.

– Precio: Supone menos gasto para las empresas, ya que no se necesita contar con espacios físicos. El aprendizaje se desarrolla en un entorno virtual, por lo tanto no se tendrán gastos de alquiler de aulas, etc., transporte y material didáctico en soporte papel.

– Contenidos: La formación e-learning permite la utilización de materiales didácticos que combinen cualquier tipo de contenido multimedia: imágenes, animaciones, vídeos, audio, etc. Además, en los materiales didácticos se pueden incorporar actividades prácticas, ejercicios, test autoevaluados, etc., que refuerzan el aprendizaje.

– Participación: Los alumnos se convierten en participantes activos y sus oportunidades de aprendizaje se igualan para todos ellos.

– Sin prisas: Pueden ir a su ritmo, según sus conocimientos previos y sus necesidades de formación.

 

Ahora que ya conoces las principales ventajas de la formación online, te animamos a que descubras los cursos de formación que te ofrecemos en Alfonso Ros Consultores.

Compartir: