Los proveedores cobrarán todas sus facturas pendientes hasta el 1 de junio

CON UN TIPO DE INTERÉS DEL 3,5%, CASI LA MITAD QUE EL DE 2012/ El Plan de Proveedores de 2013 empieza en octubre y se aplicará a las facturas pendientes de 2012 y a las que haya hasta el 1 de junio de este año.

Hacienda última los detalles del Plan de Proveedores de 2013. El tipo de interés que deberán pagar las administraciones regionales y locales por el préstamo será muy bajo, del 3,5%-4%, cuando el de 2012 fue del 5,9%-6%, según detallan fuentes del Gobierno. Se trata de un tipo muy atractivo, “a niveles del Tesoro”, apuntan. Precisamente el elevado interés del mecanismo del año pasado fue uno de los asuntos más disuasorios y controvertidos.

El plan, que empezará a funcionar en octubre, se aplica a facturas de todo 2012 y hasta 1 de junio de 2013. Desde el Ejecutivo trasladan que si todavía queda en el cajón alguna factura de 2011, se podrá imputar a 2012 e incluirla.

Respecto a la cuantía, fuentes conocedoras del proceso explican que será menor que la del Plan de 2012 porque no tendría sentido que fuera de otra manera si se está solucionando el problema. El mecanismo del año pasado tuvo una dotación de 30.000 millones de euros que no se agotaron en su totalidad, en realidad se utilizaron 27.300 millones. La cantidad podría ahora situarse entre los 15.000 millones y los 20.000 millones, según estiman diversas fuentes.

Asimismo, Hacienda mantiene los requisitos de prelación sobre las facturas que tiene el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) reforzado de este año. El Ministerio vigilará que se presenten las de asuntos prioritarios como la Sanidad, Educación y Asuntos Sociales. Cataluña, por ejemplo, está pagando mucho mejor porque no le permiten imputar facturas relativas a asuntos soberanistas. Pero este control se aplica a todas las comunidades.

Además, explican las fuentes conocedoras del proceso, se pueden introducir sentencias firmes y expropiaciones. Dadas sus ventajas, Hacienda verá con malos ojos que una comunidad no se acoja.

Aunque el Fisco dijo que se perdonarán los intereses de demora, como en el Plan de 2012, ahora sopesa no hacerlo porque este anuncio está teniendo el efecto de que las comunidades autónomas sólo están pagando 2013 y dejan intacta toda la deuda de 2012 para ahorrarse intereses de demora por ser mucho más elevados los que vienen de tiempo atrás.

Esta preocupación se la han trasladado al Ministerio operadores sanitarios que sufren su efecto. Así lo hicieron en una sesión sobre Supervivencia de la industria sanitaria vs. sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud: compras, precios y pagos, que se celebró en la Fundación para la Investigación sobre el Derecho y la Empresa (Fide).

El Ministerio de Economía está decidiendo en estos momentos si el plan se articula mediante un crédito sindicado u otra fórmula.

El Gobierno pretende solucionar el problema de la deuda comercial de forma definitiva para cumplir con la normativa comunitaria, que obliga a reducir el plazo de pago a 30 días. De esta forma, éste será el último plan de pago a proveedores, por lo que busca fórmulas para que se mantenga a raya la morosidad. En noviembre, se prevé que entre en vigor la reforma de la Ley de Morosidad que obligará a pagar en 30 días. Los proveedores acudirán directamente a Hacienda con sus facturas, sobre todo cuando se superen los límites. El Ejecutivo ha establecido que a quien no cumpla se le retraerá financiación. Entre el 75% y el 80% de la financiación de las comunidades proviene del Estado –en el caso de los Ayuntamientos, sólo el 20%–.

El Gobierno espera que la Administración no use su prerrogativa de tener un plazo para aceptar una factura de 30 días, a lo que sumarán el plazo general de 30 días, y así pagar en último término a 60 días, posibilidad que temen algunos proveedores.

Hacienda estudia no perdonar intereses de demora para que no se acumulen facturas ‘viejas

 

 

A este escenario se suma que en 2014 entrará en vigor el Real Decreto de la factura electrónica con el que se centralizarán y aclararán todas las facturas. Se hará una prueba piloto con una comunidad.

El Plan de Pago a Proveedores de 2012 estaba dotado en principio con 30.000 millones de euros que podían ser ampliados, de los que se abonaron a comunidades y ayuntamientos cerca de 27.300 millones.

En total, se abonaron 3.794.537 facturas pendientes por un importe de 17.718.553.729,10 euros a 29.108 proveedores de las comunidades.

Además, gracias a este primer plan, se pagaron 1.715.121 facturas pendientes de 3.774 entidades locales por un importe de 9.263.151.895 euros a 106.283 proveedores de ayuntamientos y Diputaciones provinciales.

Hacienda puso en marcha otra fase del plan de 2012 a principios de este año. Estaba dotado con 2.600 millones y se dirigía a mancomunidades, ayuntamientos vascos y navarros, y a facturas que quedaron fuera del proyecto de 2012.

Sin embargo, las comunidades han vuelto a acumular deudas de cerca de 10.000 millones. La gran mayoría corresponden a 2012, para intentar ahorrarse los intereses de demora del año pasado.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.